Q-PRESS®: la nueva prensa de HUBER

Las plantas de deshidratación de lodos RoS 3Q de HUBER se han convertido en los últimos diez años en el líder internacional del mercado de prensas. Las innumerables experiencias adquiridas en casi mil instalaciones en distintos ámbitos de aplicación y un contacto marcado por la confianza durante muchos años con numerosos operadores se reflejan ahora en un incremento importante en la eficiencia de nuestras prensas.
  

Feria Weftec en Chicago: Presentación de la prensa Q-PRESS® 800.2

El nuevo Q-PRESS® se destaca por las siguientes características:

Los filtros opcionales axiales, divisibles, en forma de cesta facilitarán el mantenimiento en el futuro; los componentes de gran tamaño como el árbol helicoidal y algunos elementos filtrantes se pueden mantener íntegros durante las revisiones. De esta manera, durante el mantenimiento se necesita considerablemente menos espacio y tiempo.

Incluso si no se utilizan filtros en forma de cesta divisibles se ha reducido de todas formas la necesidad de espacio para el mantenimiento en el lugar donde está instalada la máquina al mínimo necesario para operarla e inspeccionarla.

La limpieza externa de los filtros cilíndricos en forma de cesta se ha realizado hasta ahora girando los filtros a lo largo de una barra con toberas fija durante las interrupciones regulares del proceso de deshidratación.

Las nuevas prensas se caracterizan por ofrecer la opción de funcionar ininterrumpidamente durante la función de deshidratación, que se puede superponer mediante un sistema de lavadolavado que rota alrededor de los filtros en forma de cesta. El grado de deshidratación, así como el rendimiento de la máquina, ya no se ven afectados por interrupciones o por la puesta en marcha o parada del sistema de lavadolavado. A diferencia de muchas máquinas de la competencia, el sistema de lavado rotatorio permite la limpieza de las superficies de los filtros independientemente del área de entrada y prensado. Además, las mitades superior e inferior del filtro pueden limpiarse por separado. De esta manera, se pueden limpiar única y específicamente las superficies contaminadas de los filtros, mientras que las secciones que ya estén limpias no se vuelven a contaminar con el agua de lavado que pueda caer.  Con este sistema, no solo se reduce considerablemente el uso de agua destinado a la limpieza de los filtros, sino que además se reduce al mínimo la posibilidad de que las masas de lodo vuelvan a humedecerse durante el lavado.

Tan importante como la limpieza externa es una limpieza interna segura de las superficies de los filtros. Esta tiene lugar habitualmente por medio de un rascador que se fija a la espiral de la prensa y que girando el árbol helicoidal recoge impurezas y limpia las superficies internas de los filtros. La eficiencia de este proceso de vaciado/limpieza repercute directamente en la resistencia de los filtros y en la velocidad de la evaporación del agua de la prensa. Esto repercute en el grado de deshidratación, la capacidad de caudal, la calidad del filtrado, el consumo de polímero y, con ello, en los costes operativos de la deshidratación.

Después de numerosas pruebas y desarrollos, las prensas de HUBER han sido equipadas con un rascador patentado, que limpia claramente mejor y de manera más confiable las superficies internas de los filtros que los cepillos y los sistemas de falda obturadora habituales en el mercado. El rascador se vende como material por metro, que a diferencia de otros productos de la competencia, se puede fijar y ajustar al árbol helicoidal fácil y rápidamente.

Las cribas de barras, resistentes al desgaste y al bloqueo, cuya eficacia ha sido probada desde hace años, continúan siendo con sus distintos anchos de rendija la estructura fundamental para los tres filtros en forma de cesta de la prensa. No obstante, las superficies de los filtros en forma de cesta son nuevas y se pueden abrir hasta el 100%. De esta manera, los filtros en sus distintos tamaños pueden procesar cargas hidráulicas considerablemente mayores sin cargar demasiado las superficies de los filtros y, a su vez, el filtrado, y sin incrementar el consumo de polímero.

Los nuevos accionamientos superan los niveles de eficiencia energética actuales y, de esta manera, el operador no solo ahorra costes de electricidad, sino que también puede realizar la deshidratación del lodo con mayor flexibilidad gracias a una mayor anchura de las bandas de velocidad de giro del motor.

El aspecto general, caracterizado por su emplazamiento en ángulo, se mantiene fundamentalmente igual por buenas razones. De esta manera los componentes de extracción pueden conectarse en la mayoría de los casos sin necesidad de elevar laprensa, y la fuerte pendiente de las bandejas de filtrado evita las acumulaciones y los trabajos de limpieza manual. La ventaja decisiva del emplazamiento en ángulo es también la mejora en la capacidad de deshidratación. Aprovechando la fuerza de la gravedad, el filtrado separado se drena en dirección al transporte del lodo prensado en el tambor perforado y así se reduce también la posibilidad de que los lodos hidrófilos se humedezcan durante el filtrado y se mejora el grado de deshidratación. Además, el emplazamiento en ángulo facilita especialmente el proceso de arranque de la prensa. Durante la fase de arranque se forma en poco tiempo y de manera independiente una masa de prensa uniforme, mientras que la formación de la torta en prensas horizontales se debe respaldar mediante una sobredosificación de polímero, a fin de evitar roturas en el lodo fino.

La última generación de las prensas de HUBER se destaca sobre todo por la variedad de mejoras técnicas, innovaciones que también se reflejan en su aspecto externo. La famosa silueta alargada ahora está caracterizada por un trazado más característico y una gama de colores con un valor de reconocimiento alto. El hecho de que el diseño no ha sido lo único que ha primado lo demuestran las aperturas a las superficies de los filtros y a la descarga del lodo, que se han ampliado considerablemente, e incluso se ha integrado un acceso adicional de inspección a la parte interior de los filtros. Naturalmente, todos los elementos estructurales y las piezas en contacto con el Q-PRESS® están hechas de acero inoxidable, fabricadas únicamente en Alemania.